Winter sleep – La emoción contenida

 Desde que en el año 2003 obtuviera el Gran premio del Jurado, Nuri Bilge Ceylan ha ido coleccionando premios en el festival de Cannes que han culminado este 2014 con la consecución de la Palma de Oro, máximo galardón del festival, que premia la trayectoria impecable de un cineasta que ha evolucionado  lenta y pausadamente pero sin dar un paso atrás, sin pararse en ningún momento. Justo al igual que su cine.

Si bien en sus películas en mayor o menor medida existe una atmósfera melancólica latente, que no es más que el reflejo del sentir de los personajes, es en Winter Sleep donde disecciona las causas de esa melancolía de forma más brillante. Llega el invierno a la Capadocia turca, paisaje que ejerce de inmejorable testigo de la descomposición del universo del protagonista, un ajado gerente de hotel llamado Aydin que verá como la llegada del frío traerá consigo la pérdida de la estabilidad y paz de su pequeño refugio. Se marchan los huéspedes y aparecen los problemas, latentes durante la época más cálida, que son tratados y analizados en inmensos diálogos entre el protagonista y su esposa y hermana. La moral, la vejez y la juventud son temas recurrentes en unas conversaciones que poco a poco irán mostrando la cara más amarga  de unos personajes que se han esforzado en ocultarla e ignorarla pero que se verán obligados a estallar al entender que esa es la causa de su infelicidad.

winter-sleep-landscape

Es esta la clave de Winter Sleep; cómo la opresión del frío aflora sentimientos aletargados que en este caso tienen como epicentro a Aidyn. El es un hombre, en palabras de su mujer, “cultivado, honesto, íntegro y justo” pero a la vez la diferencia de edad tan grande que los separa y la visión del mundo tan particular y personal de el harán un desafío el entendimiento cuando los sentimientos más encerrados afloran.

De nuevo aparece el inmenso talento de Ceylan para jugar con los espacios cerrados pivotando la cámara a un y otro lugar para conseguir que el espectador vea como es la estancia y sienta que está dentro de ella. Y dentro de esto el aspecto más destacable es como recurrentemente se juega con las perspectivas en los reflejos de todos los espejos que hay esparcidos por los escenarios. Desde un espejo retrovisor hasta un espejo enmarcado, todos dan profundidad a lo que se cuenta y a como se cuenta.

Winter Sleep es un estado de ánimo que te transporta a la Capadocia en un viaje de tres horas y te hace inmejorable observador de la destrucción del pequeño ecosistema que Aidyn ha intentando preservar por todos los medios durante el invierno, pues es el único lugar donde el es verdaderamente feliz incluso aunque su felicidad provoque más injusticia y heridas de lo que le gustaría admitir a un hombre tan justo y cultivado como el.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s